Seguinos en las redes

Jueves, 01 de noviembre 2018

Tras un año y medio de crecimiento

Oficial: Se derrumbó el consumo de combustibles en las Estaciones de Servicio

Los aumentos de precios y la crisis económica finalmente impactaron en el expendio de naftas y gasoil. Según un informe de la Secretaría de Energía, en Septiembre se produjo una fuerte retracción interanual en los surtidores

Por Surtidores

La catarata de aumentos sufridos por los combustibles durante los últimos meses y el retroceso de la economía recaló finalmente en las Estaciones de Servicio. Según estimaciones de la Secretaría de Energía, en Septiembre, el consumo de naftas y gasoil al público cayó 6.65 por ciento respecto al mismo mes del año anterior, situación de la que no se tenía antecedentes desde marzo de 2017.

De acuerdo al informe, el producto de mayor retracción en los surtidores fue la Nafta Premium, que en Buenos Aires se ofrece a $43.50 el litro pero que en algunas localidades del  interior del país trepa hasta los $50. La contracción de su demanda fue del 27.50 por ciento.

Menor, pero no menos importante, resultó la reducción del Gasoil Grado 2, del 7.84 por ciento, en tanto que el expendio de Diesel Grado 3 también mermó en un 7.38 por ciento.

La contracara fue lo sucedido con la Súper, que a consecuencia de la brecha que la separa de la nafta de mayor calidad, experimentó un crecimiento durante el período del 4.94 por ciento, confirmando la migración de clientes hacia combustibles de menor valor.

Si bien el escenario interanual resulta preocupante, más aun lo es el intermensual. Es que en este caso, la actividad se desplomó 7.20 por ciento, arrastrando incluso a la Súper con un declive en el consumo del 3.11 por ciento.

En este contexto, todas las empresas que participan del mercado operaron a la baja a la baja a excepción de AXION energy, que incrementó su market share al 14 por ciento. El resto: YPF, 56.3 por ciento; Shell, 19.78; Puma, 4.43 y DAPSA, 3.44.

PRECIOS CONTROLADOS

Atentos a lo que sucede en el mercado, por el momento las petroleras no tienen previstas modificaciones en las pizarras. Según manifestaron funcionarios de Gobierno a surtidores.com.ar, salvo Buenos Aires donde existe un desfasaje del 8 por ciento, en el resto del país los valores se ajustan a la rentabilidad de las empresas.

No obstante, ejecutivos de YPF advirtieron que aun faltaría aplicar un alza del 5 por ciento en la nafta y un 15 en el gasoil, si el dólar se mantiene en torno a $37 y el precio del petróleo comienza a declinar.

Deja un comentario