Seguinos en las redes

Jueves, 06 de diciembre 2018

Falta personal capacitado

Ex funcionario denuncia que cada vez son menos frecuentes los controles a la calidad de los combustibles

El ex Subsecretario de Combustibles de la Nación Alberto Fiandesio, asegura que los convenios firmados por el Gobierno con el INTI y UTN para realizar los controles físicos en las Estaciones de Servicio, “están hoy en peligro”.

Por Surtidores

“La entrada en vigencia de las nuevas especificaciones en combustibles, en cuanto al contenido de azufre, es un hecho auspicioso para el país en general ya que se trata de mejorar el aire que respiramos”, afirma el ex Subsecretario de Combustibles de la Nación (1996-1999), Alberto Fiandesio.

No obstante, sostiene que esta reglamentación sólo tendrá efectividad si se realizan los controles imprescindibles en el mercado real. “Y las noticias en ese sentido no son buenas porque existe un desmembramiento del sistema de control”, alerta.

Fiandesio señala que “resulta preocupante” la disminución de los controles referidos a la calidad de los combustibles. “Se ha retirado en los últimos años profesionales sumamente capacitados para la tarea sin que se haya establecido un plan de reemplazos”, sentencia.

“Esto es un rol indelegable del Estado Nacional para cuidar la salud de la población y evitar la evasión fiscal de los combustibles que se comercializan libre de impuestos en la zona sur del país y los que se venden exentos por ser insumos de la industria; es un retroceso”, lamentó.

Fiandesio detalla que durante el año 2000, y a expensas del ya desaparecido Dr. Colombetti, se creó una comisión con AFIP que obtuvo resultados notables en la lucha contra la evasión impositiva. Años antes, en 1999, durante la gestión del ex senador Mackarty en la Secretaría de Energía, se habían firmado los contratos con el INTI y UTN para realizar los controles físicos en las Estaciones de Servicio. “Estos dos sistemas están hoy en peligro”, advierte el ex funcionario.

Asimismo opinó que la Argentina está todavía atrasada en inversiones respecto a lo que sucede en el mundo desarrollado para mejorar la calidad de los combustibles en cuanto a contenido de azufre, benceno y aromáticos totales, todas dirigidas a controlar las emisiones. “Seguramente, tarde o temprano, se va a llegar a cumplir con los estándares necesarios”, tranquilizó.

Deja un comentario