Seguinos en las redes

Viernes, 12 de octubre 2018

Herramientas para campear la crisis

Estaciones de Servicio analizaron alternativas para reducir costos operativos

En el marco del 55 del Congreso de la Comisión Latinoamericana de Empresarios de Combustibles (CLAEC), se debatió la posibilidad de migrar del servicio atendido al autoservicio. La posición argentina

Por Surtidores

Delegaciones de 13 países dijeron presente en el 55 Congreso de la Comisión Latinoamericana de Empresarios de Combustibles (CLAEC), que se desarrolló en México. Durante las tres jornadas en las que se llevó a cabo el encuentro, los directivos de las Federaciones participantes debatieron diferentes temas vinculados a la rentabilidad de las Estaciones de Servicio.

El programa estableció dos rondas de diálogo, un mecanismo por el cual cada representación expuso su opinión por un período de no más de cinco minutos. La primera, se enfocó en los precios “sugeridos”, una característica que al igual que en la Argentina, está logrando imponerse en toda la región.

La segunda, en tanto, puso el énfasis en la posibilidad de migrar del servicio atendido al autoservicio para reducir los costos operativos.

Carlos Gold, Presidente de CECHA, afirmó que la modalidad “merece un análisis profundo” debido a que el contexto actual “obliga a pensar en herramientas para recuperar la rentabilidad del sector”.

Si bien no profundizó sobre la implementación de esta variante, dejó abierta la puerta a la discusión aunque sin obviar que el sistema “self service” está prohibido en algunas provincias de nuestro país como ser el caso de Buenos Aires.

Efectivamente, la Ley 13.623 de la Provincia de Buenos Aires, en su artículo 2 expresa: “Todas las Estaciones de Servicio existentes y las que se habiliten en el futuro, deberán estar atendidas por personal, especialmente capacitado en el rol de incendios y en la aplicación de las normas de seguridad para el expendio de combustible por surtidor”.

Además, establece que el personal que se desempeñe en estos comercios “deberá adquirir todas las capacidades necesarias para actuar en situaciones de emergencia”.  Esta disposición se contradice con la posibilidad de permitir a los clientes, no conocedores de ninguna norma de seguridad, a proceder al autoabastecimiento del combustible, ya que implica un riesgo cierto”.

Sin embargo, el autoservicio funciona en muchos lugares del mundo. “Es una tendencia irreversible que si redunda en ventajas para los consumidores, tarde o temprano se va a imponer”, puntualizó finalmente Gold.

Deja un comentario