Seguinos en las redes

Miércoles, 26 de septiembre 2018

Inteligencia artificial

Shell desarrolla una herramienta para evitar uno de los accidentes más peligrosos en Estaciones de Servicio

Líder en innovaciones tecnológicas, la petrolera -en interacción con Microsoft- está poniendo en práctica un sistema para detectar fumadores de manera automática. Avisa al playero o interrumpe el suministro de combustible

Por Surtidores

Shell está trabajando con Microsoft en una solución que tiene como objetivo hacer que todas las visitas futuras a las Estaciones de Servicio estén libres de estrés, al menos en lo que respecto a una potencial situación de peligro por los fumadores inconscientes.

Ambas empresas han desarrollado un sistema basado en inteligencia artificial para identificar rápidamente y tomar medidas con los fumadores cuando cargan combustibles. Ya se está probando en dos estaciones ubicadas en Tailandia y Singapur.

¿Cómo funciona, exactamente? Las cámaras de alta tecnología colocadas en puntos estratégicos de la boca de expendio analizan las imágenes de las grabaciones en tiempo real con el objeto de identificar el comportamiento de quien pueda ser sospechoso de estar encendiendo un cigarrillo o bien ya fumando directamente.

Las imágenes que parezcan mostrar dicho comportamiento se suben automáticamente a la nube de Microsoft Azure, lo que desencadena la aplicación de modelos de inteligencia artificial (AI) de aprendizaje profundo para confirmar si la persona está realmente fumando o bien simplemente lo parecía. Si se confirma, se envía de forma inmediata una alerta al responsable de la Estación de Servicio que puede desconectar el surtidor, como primera medida, antes de que ocurra algo potencialmente catastrófico.

El sistema podría en un futuro estar totalmente automatizado y configurado para interrumpir el despacho sin que el administrador tenga que hacerlo manualmente, añadiendo una advertencia audible al fumador a través de un altavoz en el propio surtidor. Llevándolo al extremo, el desarrollo podría incluso activar directamente el extintor y acabar con el problema.

Todo el proceso, desde la identificación hasta el apagado, puede tener lugar en cuestión de segundos. En este sentido, Shell ha explicado que esto se debe a que gran parte de los datos iniciales son procesados ​​por computadoras de forma local en el sitio en lugar de enviar todo a la nube para su procesamiento, una ventaja permitida por Azure IoT Edge. En otras palabras, solo la información relevante -en este caso imágenes que parecen mostrar a alguien fumando o a punto de fumar-, se envían a la nube, un procedimiento que ayuda a acelerar el análisis y el tiempo de respuesta.

Cada uno de nuestros puntos de venta tiene en torno a seis cámaras y captura alrededor de 200 megabytes por segundo en información“, explica Daniel Jeavons, responsable de la división relacionada en Shell, “si se trata de cargar todo eso en la nube sin procesar se volvería inmanejable, la ventaja del sistema es que nos permite ser selectivos con los datos que subimos“.

Como Microsoft explica en su blog, las herramientas inteligentes de visión artificial podrían usarse en otro tipo de sectores para poder detectar automáticamente comportamientos o condiciones peligrosas como por ejemplo, “podría implementarse en proyectos de construcción para señalar cuándo los empleados no usan la seguridad adecuada”.

Deja un comentario