11 de agosto de 2017

Buenas expectativas

Los cambios de facturación y la brecha con la nafta impulsaron las conversiones a GNC

Finalmente, las modificaciones que el Ministerio de Energía llevó a cabo luego de los reclamos y gestiones de los expendedores, sumado al aumento de los combustibles líquidos, revitalizó la deprimida economía de los talleres de equipos de gas automotor, que habían sido duramente golpeados en la crisis del año pasado

Por Surtidores

Los dirigentes de las cámaras empresarias relacionadas al negocio de la venta de GNC y servicios asociados a la actividad, mostraron su esperanza ante hechos concretos que se fueron llevando adelante luego de que el Gobierno nacional, diera “marcha atrás” con disposiciones en materia de facturación y definiera un panorama más claro sobre el precio del Gas en Boca de Pozo.

Empezamos a partir de agosto con el desdoblamiento de las facturas, lo cual se retrasó en la zona de Cuyo, como en otras partes del Centro y Norte del país, que constituye el beneficio que habíamos intentado obtener para mejorar un poco el costo y ya tenemos los contratos nuevos”, expresó a surtidores.com.ar, la Titular de CECLA San Juan, Analía Salguero.

El problema radicaba en el producto que la Petrolera ENARSA, tenía retenido, el cual, tras las gestiones de CECHA, se fue liberando y derivado a las diferentes distribuidoras, para que el sistema vuelva a ser como lo era tradicionalmente, donde el estacionero le compraba el gas a la productora y las distribuidoras, lo transportaban. Por ende, el comercializador recibe dos facturas diferentes.

A través de este sistema, logramos una rebaja en  la base impositiva que redunda en un recupero de rentabilidad”, informó Salguero y agregó que “el consumidor también se beneficia porque no tendremos la necesidad de aumentar el precio de venta al surtidor y mantener los valores actuales”.

A este factor se le suma el incremento del litro de nafta súper, del cual se esperan aún dos actualizaciones más antes de fin del 2017, por lo que la brecha con el m3 de GNC, se amplió al doble ($20 contra $10), dependiendo de cada zona geográfica de la Argentina.

Recordó la empresaria cuyana que durante todo el 2017 y el primer semestre de este año, las expendedoras de GNC, estuvieron “resistiendo”, para mantener el empleo,  y proteger al cliente, sin utilidad y muchas veces, trabajando por debajo de los costos reales.

Finalmente destacó que como en otras regiones del país, ya se siente “una suba en las conversiones” y los talleres están recuperando su nivel de trabajo. “Leve repunte en el primer trimestre del año, un poco más en el segundo y fuertemente en este último mes”, sentenció la dirigente estacionera.

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.