Seguinos en las redes

Miércoles, 16 de mayo 2018

Extienden su presencia en el sector

Las Estaciones de Servicio se ponen en sintonía con la conquista de los derechos de la mujer

La explosión del debate feminista que atraviesa la sociedad entera también se manifiesta dentro del rubro de las expendedoras. Cada vez son más las mujeres que se dedican al suministro de combustible.

Por Surtidores

El sector de las expendedoras ha sido históricamente uno de los campos donde la división de tareas por cuestiones de género siempre fue visible: los hombres en la playa, las mujeres –si las hubiera- en el shop y administración. Se reprodujo sistemáticamente la lógica de los espacios aptos para unos y otras: ellos, afuera; ellas, adentro.

Si bien año tras año los cambios en esa repartija fueron multiplicándose, la apertura no fue para nada inocente, ni mucho menos equitativa. Las mujeres sólo accedieron a las playas con la consigna que “fueran atractivas” para los clientes, hasta que la ley apareció para regular esas prácticas sexistas: prohibió la diferencia de vestimenta y la subordinación del personal femenino por sus atributos físicos.

Desde entonces, gremios y mutuales del rubro han desarrollado distintas acciones para defender a sus afiliadas en situaciones en las que sus derechos aparecieron vulnerados. Como declaró José Sarracini, Secretario Gremial del Sindicato de Petroleros de Córdoba, se trata de una problemática vieja que por cuestiones culturales y sociales no se daba en debate. El avance de la sociedad permite hoy un nuevo abordaje.

“Tratamos de ponernos en sintonía con esta nueva conquista de derechos,” afirmó Sarracini, “la mitad de nuestra comisión directiva está conformada por mujeres, ellas participan de foros y mesas de trabajo donde se atienden estas cuestiones”.

Los temas más sensibles para este sindicato en relación a la mujer son la vestimenta y el embarazo. Respecto a este último aspecto, Sarracini explicó que es muy común que las mujeres lo comuniquen de manera informal, motivadas por la emoción de la noticia -sin haber presentado el correspondiente certificado médico- y al poco tiempo reciben el telegrama de despido, como una lamentable coincidencia. “Es muy difícil de comprobar en términos legales, pero son muchos casos de este tipo. En lo que va del año ya tenemos registrados 4 o 5, es decir, uno por mes,” agregó.

Sobre cuestiones de discriminación o violencia entre las trabajadoras de los suministros, Sarracini afirmó que no tienen registradas denuncias de ese tipo, lo que no significa que no existan: “en este avance de conquistas de derechos puede darse que también la mujer empiece a animarse a denunciar lo que antes callaba,” expresó el Secretario Gremial del SINPECOR.

El dirigente concluyó informando que de los 8000 afiliados de la provincia de Córdoba, el 25 por ciento son mujeres, cifra que aumenta cada año.

Deja un comentario