07 de diciembre de 2017

Lo atacaron con un palo

La obligación de no cargar nafta sin casco se cobró una nueva víctima

Se trata del operario de playa de una Estación de Servicio de la localidad de Bragado, que debió ser internado luego de sufrir una feroz agresión por parte de un motoquero. El sindicato denuncia que los casos de maltrato son cerca de cien. El video del ataque

Por Surtidores

El hecho ocurrió en la madrugada del pasado lunes cuando un motociclista ingresó al sector de surtidores de una expendedora de bandera Shell ubicada en el cruce de las calles Pellegrini y Hermanos islas de la Municipalidad de Bragado, territorio de la Provincia de Buenos Aires.

La trifulca comenzó a las 3 de la mañana, cuando un motociclista que según contaron las fuentes “estaba con actitud agresiva”, le exigiera al empleado que le despachara combustible.

En ese momento, basado en la obligación que las normas provinciales y municipales imponen al personal de las bocas de expendio de “no vender combustibles a los clientes que se aproximen en moto sin utilizar el caso correspondiente”, el joven trabajador le explicó al cliente que sin su casco tiene prohibido despachar nafta.

Ante esta respuesta del playero y sin ningún tipo de contemplaciones, el agresor discutió fuertemente y abandonó el establecimiento, pero a los pocos minutos, regresó munido de un palo y acompañado por otro delincuente, ambos con las caras tapadas por capuchas y lo acorraló hasta dejarlo en el piso a base de golpes.

A causa de la desprotección en que se vio envuelto el empleado, debió ser internado en el Hospital zonal “San Luis”, con tres quebraduras en uno de sus brazos y de acuerdo a los médicos que lo atendieron, deberá ser intervenido quirúrgicamente para colocarle una prótesis. A causa de este hecho, el joven no podrá trabajar durante un tiempo prolongado.

Mientras tanto, los vecinos de Bragado, se solidarizaron con el trabajador y a pesar de que las cámaras de seguridad del local filmaron el hecho en su totalidad, hasta el momento, no hubo ninguna autoridad judicial que tome cartas en el asunto.

Enterado del tema, el SOESSGyPE a través de los delegados zonales y del mismo Carlos Acuña, acudieron en ayuda del afiliado y de su grupo familiar, brindándole todo el apoyo que se merece”, expresó a surtidores.com.ar, el Secretario Gremial, Marcelo Guerrero.

El dirigente además, informó que el empleado está por ser operado en una clínica de la ART que le corresponde, a la vez que alertó que “ya tenemos informes de casi un centenar de casos de agresiones a causa de esta ridícula orden del gobierno, pero esta es la primera en la cual un compañero recibe semejante paliza que le provoca una triple fractura y no podemos permitir que esto siga repitiéndose”.

Vale destacar que desde la asesoría legal de FOESGRA, preparan una presentación para dejar sin efecto el artículo que obliga a los playeros a controlar a los motociclistas sin casco ni chaleco, recordando que cuando se dio a conocer el decreto elevado por el Ministerio de Seguridad, Acuña rechazó el mismo diciendo que “si tocan a un solo trabajador de nuestra actividad, nos solidarizaremos todos y no se venderá combustible en ninguna Estación Servicio, hasta que las autoridades entiendan que nosotros cumplimos con un Convenio Colectivo de Trabajo, dentro del cual no se contempla actuar como policías”.

Afirmó que “ese poder solamente lo debe ostentar el Estado, a través de los funcionarios municipales, provinciales y nacionales, por lo tanto son ellos los que deben protegernos a nosotros de los motochorros, en lugar de que los playeros arriesguen su vida para cumplir con una medida que no tiene sentido alguno”.

LA PARTE EMPRESARIA EN ALERTA

Del lado de FECRA, un grupo de dirigentes enviaron un comunicado a la redacción de surtidores.com.ar, en el cual expresan su repudio a los hechos de violencia y además de solidarizarse con el empleado agredido, ofrecieron su apoyo al dueño de la expendedora quien es socio de la entidad.

A su vez, el Presidente de FEC, Juan Carlos Basílico, repudió junto a los demás integrantes de la entidad “el violento ataque a un trabajador que cada día se arriesga sin sentido a cumplir una tarea de policía que no le corresponde“.

Finalmente advirtió fuertemente a las autoridades de la Provincia de Buenos Aires a “terminar con esta cosas porque quedó demostrado que nuestros empleados y nosotros mismos como estacioneros corremos peligro de muerte“.

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.