Seguinos en las redes

Miércoles, 10 de enero 2018

Pierden el beneficio

Insistirán para recuperar el subsidio a los combustibles en la Patagonia

Tras la Reforma Tributaria que dispuso la eliminación de la tarifa diferencial en el sur del país, los impulsores de la iniciativa que gestó el beneficio, los senadores Miguel Ángel Pichetto, de Río Negro y Guillermo Pereyra, de Neuquén, reclamaron su reposición.

Por Surtidores

Los senadores Miguel Ángel Pichetto, de Río Negro y Guillermo Pereyra, de Neuquén, hicieron conocer que quieren recuperar la excepción del pago del Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC) a los consumidores de las provincias de Neuquén, La Pampa, Río Negro, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, la Antártida e Islas del Atlántico Sur, a la vez que señalaron que “la Patagonia produce combustible para todo el país, la ley no es más que una compensación lógica para las provincias de la región.”

La tarifa diferencial del 22 y 12 por ciento para las naftas y el gasoil, respectivamente, rige desde el año 2015 a partir de un proyecto de ley que fue impulsado por los senadores rionegrino y neuquino y que ahora manifiestan su oposición a la eliminación de la tarifa diferencial que surge de la reforma tributaria.

Ambos senadores expresaron que “la tarifa diferencial ha sido incorporada positivamente por los habitantes de la región, sus economías se han visto beneficiadas y el turismo fortalecido. No podemos atentar contra este derecho adquirido”.

QUÉ DICE LA LEY

La reforma tributaria eliminó las exenciones para el gasoil y solo se mantendrán en las naftas, por lo que el gasoil, diésel oíl y kerosene deberán pagar un monto reducido que representa la mitad de lo que se tributará en el resto del país.

De esa forma, a partir de que se apliquen las modificaciones, las naftas pagarían 41,2 centavos por cada litro, mientras que el gasoil y sus derivados (Nafta virgen, Gasolina Natural, Solvente, Aguarrás, Diésel oil, Kerosene) abonarían 7,13 pesos: 6,726 pesos de ITC y 41,2 centavos de impuesto al Dióxido de Carbono, aproximadamente.

Se debe tener en cuenta que el impacto será total en el usuario particular y parcial en los rubros comerciales, ya que según la actividad desarrollada parte de lo tributado por el ITC se podrá imputar como pago a cuenta del Impuesto a las Ganancias o del Impuesto al Valor Agregado (IVA), aunque con ciertas restricciones según el rubro.

VIGENTE NUEVAMENTE DESDE 2015

La exención del ITC se sancionó en la década del 90 a beneficio de Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego, pero en 1998 tras la eliminación de un subsidio casi desapareció. Así, en 2015, previo al cambio de Gobierno, a través de la Ley 27.209 se restituyó ese beneficio y se sumó a las provincias de Neuquén, Río Negro y La Pampa y a las localidades de Carmen de Patagones, en Buenos Aires, y Malargüe, en Mendoza, en un debate que contó con el apoyo del entonces oficialismo del Frente para la Victoria, y el rechazo de la oposición.

Los argumentos de su sanción fueron las “grandes distancias existentes entre las poblaciones que obliga al uso de automóviles como una necesidad y/o herramienta de trabajo y no como bien suntuario“, así como la existencia de un “mayor costo de vida” y “el carácter de provincias productoras de hidrocarburos y la promoción de actividades tales como el turismo, la pesca y el transporte, al dotarlas de esta ventaja comparativa“.

Deja un comentario