Seguinos en las redes

Martes, 13 de marzo 2018

Posibilidad de conflictos

Incertidumbre en el sur podría repercutir en el abastecimiento a las Estaciones de Servicio

Incumplimientos por parte de las compañías  y quejas de los sindicatos petroleros hacen peligrar el acuerdo de flexibilización de los convenios colectivos de trabajo que se había firmado el año pasado por Vaca Muerta y con  ello la actividad hidrocarburífera

Por Surtidores

El secretario general del sindicato petrolero de Neuquén, Guillermo Pereyra, mantiene desde hace unos días, el diálogo con el ministro de Energía Juan José Aranguren, operadoras petroleras y empresas del sector para revisar la modificación a los convenios colectivos, que se había decidido aplicar a las inversiones no convencionales que se firmaron en enero del 2017.

Los dirigentes gremiales que fueron consultados por surtidores.com.ar, advirtieron que se encuentran en “estado de alerta” debido a las suspensiones y los incumplimientos por parte de las petroleras en algunos puntos que se habían acordado mutuamente.

Los sindicalistas denunciaron que hay una negativa de pago de adicionales a los trabajadores, luego de la eliminación de las denominadas “horas taxi”, que cubrían el traslado de los empleados a los yacimientos.

En este punto, ante la resistencia de los gremios, las empresas se vieron obligadas a pagar a sus empleados abonos compensatorios que no estaba contemplado en el acuerdo y eso representó el pago de hasta $2500 diarios.

Pero de acuerdo a fuentes de las refinerías, las empresas quieren dejar sin efecto el pago de esos adicionales y para ello contarían con el apoyo del Gobierno Nacional, hecho que generó la ira de los delegados de los pozos, que ya evalúan medidas de fuerza, debido a que aún tampoco se solucionaron las suspensiones y algunos despidos del último semestre.

Hay algunas empresas que empezaron a otorgar beneficios fuera del ámbito de las paritarias y esto está generando desigualdad porque se genera fuera de las negociaciones nacionales. Esto lo vamos a emparejar hacia arriba”, manifestó Pereyra a los medios locales.

Como se recordará, la adenda petrolera fue presentada por el presidente Mauricio Macri como un paso estratégico para reducir los costos laborales en la industria de Oil & Gas y de esa manera viabilizar el desarrollo de Vaca Muerta.

Pero la realidad es que las operadoras YPF, Pan American Energy (PAE), Total, Wintershall, Pampa Energía, Chevron, Tecpetrol, Shell y ExxonMobil- y las empresas de servicio como Schlumberger, Halliburton, Baker, Weatherford y Calfrac- nunca pudieron terminar de implementar el acuerdo en su totalidad por la resistencia de los gremios.

En algunas empresas, incluso, accedieron a pagar adicionales compensatorios -bonos por productividad- a los trabajadores para enmendar la eliminación de las “horas taxi”, uno de los recortes más significativos previstos en la actualización.

Deja un comentario