04 de diciembre de 2017

Tras la suba de precios

Opinión: “Con el aumento de precios la rentabilidad es razonable”

La reciente suba aplicada por las compañías petroleras al litro de nafta y gasoil desde el sábado impactó positivamente en la economía de las bocas de expendio según analizaron referentes del sector. No obstante alertan por las consecuencias en la demanda.

Por Surtidores

Las empresas petroleras anunciaron incrementos de hasta el 6 por ciento en naftas y gasoil, que comenzaron a regir desde el pasado sábado en la mayoría de las Estaciones de Servicio del país.

El primer paso lo dio YPF mientras que el resto de las empresas fue imitando la decisión con el correr de las horas. Todas explicaron que el aumento fue consecuencia del ajuste del precio internacional del crudo y del reacomodamiento de valores de los biocombustibles.

El reacomodamiento de las pizarras supone una noticia alentadora para la economía de los expendedores ya que de este modo puede afrontar de mejor manera los altos costos que demanda la operatoria de sus negocios. No obstante advierten su impacto sobre el consumo.

Oscar Díaz, secretario de la Confederación de Entidades del Comercio de los Hidrocarburos, (CECHA) consideró que “en tanto no disminuya la demanda, implica un aumento equivalente de lo que percibe el operador en concepto de comisiones”.

En este contexto consideró que los niveles de expendio se mantendrán estables, “más aún en este momento del año”. En ese sentido, evaluó que “con este aumento la rentabilidad, si bien sigue sin ser óptima, pasa a ser razonable”.

Díaz previno sin embargo que este escenario se mantendrá en tanto no haya una escalada de los costos, como por ejemplo los salarios. Al respecto, explicó que “si tomamos el sueldo de un playero a marzo de 2016  era de $12.270 y ahora $20.907 el aumento fue del 70,39 por ciento en tanto que el combustible en el mismo período incluido este aumento trepó un 66 por ciento”.

Vale recordar que los estacioneros mantienen vivo el reclamo a las compañías de bandera por un incremento de los márgenes que perciben por la venta de naftas y gasoil, que al momento oscilan entre un 8 y un 11 por ciento, cifra que consideran insuficiente para llegar a fin de mes sin dificultades.

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.