Seguinos en las redes

Lunes, 12 de marzo 2018

Cuidado del medioambiente

Exigen reemplazar un componente químico de las naftas por otro del tipo no contaminante

Es un Proyecto de Ley de la Senadora Nacional Silvia Elías de Pérez. Propone prohibir el uso del producto oxigenante MTBE (Metil Terciario Butil Eter), que deberá ser reemplazado por el etanol manteniendo una proporción no inferior al 15 quince por ciento

Por Surtidores

La búsqueda de alternativas para reducir el calentamiento ambiental provocado por los combustibles y a la vez, incentivar las economías regionales, dio lugar a un Proyecto de Ley impulsado por la Senadora Nacional Silvia Elías de Pérez para prohibir el uso del producto oxigenante MTBE (Metil Terciario Butil Eter) en las naftas, que deberá ser reemplazado por el etanol manteniendo una proporción no inferior al 15 quince por ciento.

Pérez afirma que los millones de vehículos nafteros que circulan por el país –conocidos técnicamente como motores de combustión interna del ciclo Otto – consumen anualmente unos 8.000.000 m3de naftas, en sus tipos súper de 95 octanos y Premium con 97 octanos, de los cuales la primera concentra más del 70 por ciento del consumo.

Para lograr el octanaje requerido, se necesita de un compuesto químico que actúa como oxigenante en las naftas para favorecer la concentración de oxígeno y así mejorar su rendimiento. En ese sentido, recuerda que Argentina suscribió al Protocolo de Kyoto por el cual los países firmantes se comprometieron a disminuir gradualmente la contaminación ambiental para evitar que siga aumentando el calentamiento global de la atmósfera con el consiguiente “efecto invernadero”.

Tras ese tratado, la reacción de las compañías petroleras fue rápida y se eliminó la incorporación del tetraetilo de plomo que dejaba secuelas muy nocivas para la salud. En virtud de esta cuestión, surgieron otros productos oxidantes para reemplazar al plomo: el MTBE (Metil Butil Eter) y el ETBE (Etil Butil Eter).

Sin embargo, dentro del concepto de las naftas ecológicas, el oxígeno juega un papel clave y se estableció que su contenido debía ser igual o mayor de 2 dos por ciento en peso. Para ello se utilizaba MBTE, pero por sus características cancerígenas fue reemplazado por el ETBE que contiene etil del etanol que no contamina y contribuye en mejorar el octanaje de las naftas.

Otro punto muy favorable para el etanol es que requiere menos volumen de aire para la combustión y también reduce el contenido de aromáticos que son nocivos a la salud humana. “Los índices RON y MON son notablemente mejorados cuando participa el etanol en la mezcla”, explica Pérez.

“Por todo lo expuesto consideramos necesaria una política de Estado que contribuya en mejorar los conceptos vertidos en las Leyes Nacionales Nº 26.093 y 26.334 (y sus Decretos Reglamentarios), referidas al uso de biocombustibles en general y del etanol en particular, propiciando una mayor participación del etanol en la mezcla con las naftas y, en paralelo, disminuir gradualmente el contenido del MTBE”, señala la legisladora.

Pero además sostiene que el aumento importante del etanol en la mezcla con naftas posibilita el total aprovechamiento del área cañera en Tucumán y el NOA, con niveles de rentabilidad aceptables y podrá ser el punto de partida para enfrentar las recurrentes crisis azucareras. “Una medida de esta magnitud impactará en lo económico y en lo social, por las mejoras en el campo laboral. A su vez habrá mayor inversión en las destilerías y el productor cañero podrá vender su producción”, concluyó Pérez.

Deja un comentario