08 de febrero de 2018

Reforma tributaria

Estacioneros del sur del país temen por el precio del gasoil en zonas exentas de ITC

Los expendedores que  están beneficiados por la ley de impuesto a los combustibles líquidos diferenciado, adelantan que a partir del 1° de marzo cuando cambien las condiciones impositivas, el valor del diesel se equipare al resto del país

Por Surtidores

Mientras el sector de los combustibles espera con ansiedad los detalles sobre las modificaciones impositivas resultantes de la reforma tributaria, que según lo que se viene adelantando, será una alícuota fija para las naftas, con un diferencial diferente aplicado al gasoil, los dirigentes que representan a los dueños de Estaciones de Servicio de zonas patagónicas esperan un posible perjuicio en las ventas del producto que utilizan los vehículos de producción y transporte.

En diálogo con surtidores.com.ar, el Presidente de la Cámara de Estaciones de Servicio de Chubut, Osvaldo Lewis, informó que si bien aún no se sabe con certeza cómo será el nuevo esquema del ITC, “tenemos entendido que se aplicará una alícuota fija que se actualizará cada tres meses solamente para las naftas, pero en lo referido al gasoil, el precio será igualitario para todas las provincias”.

De concretarse esta hipótesis, Lewis se mostró “preocupado” porque afectará por un tiempo considerable al mercado de la zona que bajará el volumen de ventas y la ganancia no será la misma, atentando contra la ya escasa rentabilidad de los operadores minoristas.

Por otro lado, el estacionero, relativizó el impacto positivo de la exención en los últimos aumentos de los combustibles que se dieron en esta semana, ya que “el único impuesto exento es el ITC, pero los ingresos brutos, el IVA y las tasas municipales son iguales para todos”.

Detalló que el valor actual del litro de nafta súper en el sur argentino ronda los 22 pesos y a pesar de que las ventas mantienen el nivel cotidiano impulsadas por el turismo, las tarifas y costos fijos son altos como para todos los argentinos.

“Nos perjudica como siempre que el mercado de los combustibles sea liberalizado, ya que este sector sigue siendo un oligopolio dominado por dos petroleras que imponen los precios cuando y como se les ocurre, sin lugar a la competencia”, se quejó.

Advirtió que no solamente los expendedores “perdemos con el descontrol de precios”, ya que los combustibles son un insumo fundamental para toda la economía y “en territorios alejados como los nuestros, el panorama se profundiza para peor”, finalizó.

Deja un comentario