10 de enero de 2018

Campaña de concientización

Estación de Servicio celebra sus 50 años de existencia fomentando la educación vial

En el marco del 50º Aniversario de la empresa, el operador de la marca Shell realizó una campaña de educación vial entre sus clientes, y como estímulo concretó el sorteo de una moto. Al mismo tiempo se entregó folletería con recomendaciones para los conductores.

Por Surtidores

La Estación de Servicio Shell, propiedad del empresario chaqueño, Miguel de Paoli, desarrolló estas actividades en el marco del 50º Aniversario de la empresa. Estimulan a los clientes a utilizar casco al concurrir a comprar combustibles para sus motovehículos, y al mismo tiempo entregan folletería con recomendaciones para los conductores.

“Esta medida contribuye a otras acciones que estamos llevando adelante como ser fomentar la utilización de cascos y el cinturón de seguridad en los autos, especialmente en estas fechas que la gente sale a las rutas”, explicó el empresario.

Como se recuerda, el Decreto 171/17 reglamenta de la Ley de Tránsito en relación a la identificación de los motovehículos. La normativa, que hace foco en la seguridad como  un derecho fundamental de las personas, establece una serie de obligaciones para las Estaciones de Servicio, tal como se transcribe a continuación:

ARTÍCULO 3°: “La obligación de portar el casco y en su caso, el chaleco con identificación, se extiende al momento del ingreso, egreso y circulación por el interior de las Estaciones de Servicio, siendo su uso obligatorio a los fines de la carga de combustible”.

En ese marco es que de Paoli hace hincapié en el uso de este elemento para prevenir accidentes. Precisamente y con respecto a este punto, las estadísticas indican que el uso del casco previene un 67 por ciento las lesiones cerebrales y reduce en un 36 las posibilidades de muerte en un siniestro vial. La mayoría de las lesiones que recibe el conductor de estos vehículos se producen en la cabeza. Esto se debe a que cuando una moto colisiona contra otro vehículo, por una cuestión de balance de pesos, la cabeza del motociclista es lo que impacta primero contra el piso. Por esta razón, el uso del casco homologado por las autoridades competentes resulta fundamental para evitar lesiones graves o mortales en motocicletas.

A pesar de los controles de tránsito y campañas llevadas a cabo por diferentes municipios conjuntamente con organismos del estado nacional en todo el país, las normas siguen sin cumplirse debidamente. CESVI Argentina realizó un relevamiento de 1500 motocicletas en distintas localidades del Gran Buenos Aires y en la Ciudad Autónoma del cual se pudo comprobar que el 56 por ciento de los conductores no llevaba el casco puesto. De las motos que circulaban con acompañantes, el dato es aún más desalentador: el 84 no utilizaba casco.

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.