Seguinos en las redes

Viernes, 10 de agosto 2018

Escenario de derrame, cierre y evacuación de la Estación

Empresarios y empleados de Estaciones de Servicio se comprometen con la Seguridad e Higiene

En la provincia de San Luis se realizó con éxito un simulacro de incendio que dejó importantes conclusiones y sirvió para capacitar al personal en conjunto con las fuerzas vivas de la ciudad en beneficio de los clientes

Por Surtidores

La actividad de expendio se perfecciona cada día más en relación a los posibles hechos que pongan en peligro la seguridad no solamente de los trabajadores del establecimiento y sus clientes, sino además, en un contexto de consecuencias hacia los edificios y habitantes de la zona donde esté ubicado el local.

En este caso en una operadora YPF de la localidad de Villa Mercedes se trabajó en conjunto con los bomberos sobre la hipótesis en un escenario de derrame, cierre  y evacuación de la Estación de Servicios durante la descarga del camión cisterna de combustible.

Se encendió fuego sobre un vehículo en otro sector del establecimiento y comenzaron los simulacros que capacitaron al personal en base a un protocolo que fue supervisado por las autoridades del gobierno provincial del ministerio de ambiente.

Tal cual lo informado por los empresarios de la expendedora “fue citada la totalidad  del personal a la hora indicada, Vendedores  de Playa y de Tienda, de los turnos mañana, tarde y noche”. Además, participaron los operadores y jefes del establecimiento en carácter de coordinadores.

De acuerdo a lo planeado, se brindó capacitación sobre los objetivos  del simulacro y se actuó ordenadamente y siguiendo las instrucciones impartidas y los roles asignados.

El evento fue filmado en su totalidad, con el objeto de ser tenido en cuenta para futuros perfeccionamientos de conocimientos y compartir la experiencia con demás colegas interesados.

Para que el hecho revista conceptos de realidad, se llamó efectivamente a Bomberos desde un celular, explicando qué actividad se estaba desarrollando y al producirse el derrame – utilizando agua con anilina color azul – , se controló mediante el uso de material absorbente.

Este luego se colocó en recipientes para  residuos peligrosos y el personal que actuó para control de derrames, fue el del turno de noche, mientras el resto, permanecían como clientes, cuando se dio la alarma a viva voz.

Asimismo se procedió a cortar la energía eléctrica, evacuar la tienda y la playa hacia un Punto de Encuentro. Para el ejercicio, se utilizaron dos extintores de PQS sobre unas cajas de cartón que simulaban el principio de incendio de un vehículo.

Deja un comentario