Seguinos en las redes

Miércoles, 03 de octubre 2018

Capacitación: ¿Cómo se evalúa la contaminación de los suelos de las Estaciones de Servicio?

Empresas del rubro especializadas en el tema precisaron los pasos del proceso. Como primera medida recomiendan a las bocas de expendio de combustibles implementar un sistema de gestión ambiental que pueda resolver el problema de manera integral. Aseguran que los comercios de más de diez años de antigüedad son los de mayor riesgo

Por Surtidores

Las Estaciones de Servicio están obligadas a contratar un Seguro de Caución por Riesgo de Daño Ambiental de Incidencia Colectiva de acuerdo con lo establecido en el artículo 41 de la Constitución Nacional y la Ley General de Ambiente. En sus artículos se expresa la responsabilidad de garantizar la reparación de los bienes de uso colectivo, como el suelo y el agua, en caso de haber producido algún daño accidental. 

Gerardo Parino, apoderado de Parino Group (http://www.parinogroup.com.ar), una compañía que ofrece soluciones integrales para las estaciones de servicio y otros rubros afines, explicó los puntos a tener en cuenta a la hora de evaluar el grado de polución que presentan los recursos naturales de los terrenos de los puestos de venta de combustibles. Se trata del primer paso para resolver el pasivo ambiental, tal como exige la normativa.

Surtidores: ¿Cómo se desarrollan los estudios para evaluar la contaminación de los suelos?

Gerardo Parino: Los estudios de suelos se plantean en etapas secuenciales, que permiten aunar en el área afectada, analizando parámetros de contaminación. Dichas etapas son las siguientes:

1-Identificación exploratoria de la calidad de suelo

2-Caracterización del subsuelo

3-Identificación y cuantificación del riesgo.

En la primera fase de investigación exploratoria se incluyen las labores necesarias para la adquisición y evaluación de los datos, cuyo objetivo es definir el emplazamiento de la afectación del suelo y su peligrosidad; y así mismo establecer los pasos siguientes, que consisten en la identificación del medio físico, determinación de los usos actuales futuros y actividades desarrolladas históricamente, identificación de los receptores y el entorno inmediato, caracterización básica de la contaminación presente mediante la identificación de principales contaminantes, focos potenciales y/o existentes del medio afectado y principales vías de movilización.

En la segunda fase se desarrolla una investigación detallada exploratoria, a fin de obtener información complementaria. Como ser, caracterización geológica e hidrogeológica del emplazamiento, definición del alcance de la afectación del medio e identificación de los focos de contaminación, delimitando el área afectada. Además se continúa con la confirmación del modelo conceptual, diseño de los métodos de recuperación a emplear para la elaboración del plan de monitoreo, control y seguimiento, desarrollo del programa de prospección del suelo, muestreo  y análisis de laboratorio, valoración de los resultados.

La tercera fase se refiere al Análisis de Cuantificación de Riesgos (ACR). Esta es una herramienta que permite simular de forma básica el comportamiento de los contaminantes en el medio y la posibilidad de que estos produzcan daño tanto al ser humano como a los ecosistemas. Este análisis se caracteriza por identificar y evaluar los problemas ambientales, diseñar tecnologías de mitigación y control de riesgo, selección de prioridades de acción y establecer secuencias de ejecución de las acciones correctivas.

En síntesis en la elaboración del informe final se argumenta la necesidad de la realización de un ACR que permita identificar riegos para la salud humana y los ecosistemas receptores. Si de este resulta un valor no admisible, entonces el suelo puede considerarse impactado y se deberá realizar un análisis de remediación  que constara de:

• Elaboración de un modelo conceptual del emplazamiento y su entorno

• Análisis de toxicidad de cada uno de los parámetros químicos detectado

• Análisis de exposición a los contaminantes por parte de los cuerpos receptores

• Cuantificación del riesgo mediante la integración de los factores anteriores

• Análisis de incertidumbre

• Conclusiones del ACR

S-¿Cuáles son las características de las estaciones en las que se puede anticipar un mayor grado de contaminación?

GP– Por lo general las estaciones de mayor antigüedad pueden contener en sus suelos contaminantes, ya que la aplicación de normativas, los controles y las buenas prácticas de manipuleo de hidrocarburos no eran muy frecuentes. Así puede existir la posibilidad que estaciones de más de 10 años contengan hidrocarburos en suelos y agua.

S-¿Cuánto tiempo demora el proceso de evaluación?

GP– La realización de estos estudio en su primera etapa de muestreo y análisis no demoran más de 30 días, debiendo realizarse la identificación de los puntos de muestreo, extracción de las muestras, construcción de freatímetros, análisis de las muestras, evaluación y análisis de los resultados del laboratorio. Según los resultados obtenidos, se procedería a las siguientes etapas detalladas anteriormente, que pueden llevar mayor tiempo (3, 6, 12 meses o más) dependiendo de la complejidad del caso.

S– ¿Es obligatorio para los expendedores realizarlo? ¿Qué dice la Normativa?

GP– La normativa nacional establece que todos tenemos derecho a vivir en un ambiente sano. Por ende, la persona física o jurídica que genera perjuicios a lo anterior debe ser responsable de sus actos, remediando y/o mitigando esas acciones. Así mismo, existe una normativa específica para los residuos peligrosos que determina que aquel que genere, manipule, trasporte, trate o disponga finalmente residuos peligrosos, deberá inscribirse en un registro tanto nacional como provincial, según corresponda su jurisdicción.

S-¿Qué recomendaciones se podrían sugerir a los expendedores?

GP– Implementar un sistema de gestión ambiental, compuesta por:

* Monitoreo y control del suelo y agua.

* Capacitación de personal (higiene y seguridad, manipuleo de hidrocarburos, gestión de residuos peligrosos).

* Gestión integral de los residuos, tanto urbanos como peligrosos.

* Monitoreo de la mantención de estado de conservación de la estación (reparación de rejillas perimetrales, boca de carga de combustibles).

Esta gestión previene contingencias, perdidas, derrames, y por ende una contaminación en el área de la estación, que luego implicará una costosa mitigación.

S-¿Qué opina de los seguros de caución?

GP– Es una alternativa a tener en cuenta, ya que deslinda de responsabilidad económica a la persona que ocasionó contaminación, cubriendo los costos de mitigación y remediación del ambiente afectado.

Deja un comentario