06 de febrero de 2018

Mercado desregulado

Aumentos: El resto de las petroleras acompañan la decisión de YPF pero con sus propias estrategias

La suba de precios implementada por YPF para su red de Estaciones de Servicio será imitada por las demás compañías que intervienen en el mercado. Pero no en la misma proporción por dos razones fundamentales: Para competir por el cliente y evitar la cartelización

Por Surtidores

Tal como adelanto ayer Surtidores en calidad de primicia, a pocos días después del último aumento, YPF sorprendió y volvió a modificar los precios de los combustibles de sus Estaciones de Servicio de todo del país 3,5 por ciento promedio.

Así, el litro de nafta premium Infinia pasó a comercializarse a $ 28,29 en la Ciudad, la súper a $ 24,39, el gasoil Infinia a $ 25,07 y el común, a $ 21,52. En el interior en tanto, los valores son más holgados, ubicándose la nafta de mayor calidad por encima de los $ 30.

¿Qué decisión tomará el resto de las compañías? Según pudo averiguar este medio, acompañarán la iniciativa de YPF pero con algunas variantes, intentando posicionarse de mejor modo en la consideración de los clientes.

Oil Combustibles, por ejemplo, hizo lo propio desde la 0 de hoy aunque un punto por debajo de lo que escaló la estatal, ubicándose en el mismo nivel. Vale recordar que la empresa perteneciente al Grupo OP Investments fue la que dio el primer paso de 2018, con una suba del 5 por ciento.

Shell por su parte, hará lo propio desde las 12 horas, con aumentos diferenciados, que van desde el 3.5 por ciento en la nafta V-Power a 1.5 en el diesel tradicional.

En este contexto, un detalle que es tenido en cuenta por las petroleras a la hora de retocar las pizarras de las Estaciones de Servicio es la investigación iniciada por la Comisión Nacional de Defensa a la Competencia (CNDC) para dictaminar si incurren en algún tipo de irregularidad, cartelización o práctica oligopólica en la fijación de precios minoristas de las naftas y el gasoil.

Es por esta razón que quizás, por el momento, algunas aun no modificaron los valores en el surtidor a pesar que el retraso – por las fluctuaciones del dólar y la cotización del crudo – ameriten un ajuste cercano al 16 por ciento según estiman fuentes del sector.

MÁS BRECHA CON EL GNC

La suba de los precios extendió aun más la distancia de las naftas con el GNC, triplicando la brecha entre ambos combustibles. Según el Portal “Precios en Surtidor” del Ministerio de Energía de la Nación, en la Ciudad de Buenos Aires el gas vehicular se consigue a 10 pesos en muchas expendedoras de esa localidad.

Deja un comentario