08 de febrero de 2013

Trabajadores de estaciones de servicio pedirán paritarias cada seis meses

La CGT Azul y Blanca, agrupación que nuclea al gremio de las estaciones de servicio entre otros, abogó por una base de aumento salarial para las paritarias del 30 por ciento y reclamó que las discusiones salariales con los empresarios sean cada "seis meses"

Por Surtidores

 

El titular de la CGT Azul y Blanca, agrupación que nuclea al gremio de las estaciones de servicio entre otros, Luis Barrionuevo, afirmó que “vamos a pedir un 30 por ciento de aumento de piso y tratar de discutir los salarios cada seis meses”.

 

El sindicalista confirmó la intención de reabrir la paritaria dos veces al año para actualizar los índices de aumento que se licuan por efectos de la inflación. Idéntica decisión fue adelantada por SMATA que también congrega a los trabajadores de la actividad en algunas localidades del país, especialmente en el sur de Buenos Aires y zonas aledañas.

 

Para las estaciones de servicio, la negociación por salarios comenzará el próximo mes de marzo. Los empleados adelantaron que exigirán una suba acorde al índice pretendido por Barrionuevo aunque se mostraron flexibles de cara a un acuerdo que contemple algunas concesiones.

 

No obstante, antes de esa fecha, sindicalistas y empresarios se verán las caras en un encuentro informal. El secretario gremial de FOESGRA, Andrés Doña, confirmó que ya se enviaron las citaciones para una reunión que se llevará a cabo la semana próxima a modo de anticipo de las paritarias.

 

En este sentido la estrategia de ambas partes es coincidente: está enfocada en llegar al Ministerio de Trabajo con un acuerdo bajo el brazo de modo de no dilatar la negociación y principalmente, evitar los conflictos.    

 

El dirigente esquivó precisar cuestiones puntuales acerca del pedido que le harán a los titulares de las estaciones de servcio. “Todavía no hablamos del tema”, se excusó. Respecto a la posibilidad de que los expendedores soliciten la presencia de YPF para que participe de la discusión salarial, Doña afirmó que no tendrían problemas. “Todo lo contrario, sería un avance muy importante”, se entusiasmó.

Deja un comentario