23 de enero de 2013

La revolución tecnológica del GNC: transforman un ómnibus a gas natural comprimido en híbrido eléctrico

Las pruebas han demostrado que ahorra hasta un 30 por ciento de consumo y emisiones en relación a uno motorizado solo a GNC. Circula con la energía de los motores eléctricos y utiliza el motor de gas natural como generador de electricidad. Es un vehículo de una altísima calidad ambiental

Por Surtidores

 

La semana pasada, en España, empezó a circular con pasajeros, un prototipo de ómnibus de Gas Natural Comprimido (GNC) convertido en híbrido eléctrico. Es el resultado de un proyecto desarrollado por TMB y Gas Natural Fenosa en la búsqueda de vehículos de transporte público urbano más limpios y eficientes.

 

Este autobús híbrido se ha construido sobre la base de un vehículo Iveco estándar (de 12 metros de longitud) de la flota de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), al que se han añadido dos motores eléctricos para la tracción, ultra-condensadores para almacenar la electricidad producida por un generador acoplado al motor térmico, un sistema para recuperar la energía de las frenadas y otros elementos. De esta manera, el autobús circula sólo con la energía de los motores eléctricos y utiliza el motor de gas natural como generador de electricidad cuando los ultra-condensadores se vacían.

 

Durante el último año, este prototipo ha estado sometido a un programa exhaustivo de pruebas, en circuito y en ruta, para contrastar las soluciones técnicas adoptadas, la reducción de emisiones y, en especial, el ahorro en el consumo de combustible. También se ha seguido el proceso administrativo para homologar la transformación. Las pruebas han sido positivas y se ha comprobado que el funcionamiento como híbrido permite ahorrar hasta un 30 por ciento en el consumo de combustible, en este caso gas natural, y una proporción similar de emisiones contaminantes.

 

La reducción de emisiones se ha conseguido a partir de un ómnibus base de gas natural comprimido, que está considerado vehículo ambientalmente mejorado (EEV en la sigla inglesa) porqué prácticamente no emite partículas y emite un 90 por ciento menos de óxido de nitrógeno en comparación con un diesel. El nuevo híbrido es por lo tanto un vehículo de una altísima calidad ambiental.

 

Una vez superadas las pruebas e integrado el prototipo al servicio comercial, se considera viable la transformación en serie de autobuses de GNC en híbridos, que TMB llevará a cabo en diez unidades los próximos meses. La realización del primer autobús híbrido de GNC se enmarca en el convenio suscrito en abril del 2010 entre TMB y Gas Natural Fenosa para reducir las emisiones de los autobuses del área metropolitana sustituyendo una parte de la flota y modernizando el resto.

 

La compañía energética y TMB trabajan conjuntamente desde 1994 para introducir el gas natural en la flota de autobuses urbanos y mejorar de esta manera la calidad del aire en el área metropolitana de Barcelona. Actualmente la flota de TMB cuenta con 411 colectivos de GNC, entre articulados y estándares, un 38 por ciento del total.

 

Paralelamente, TMB está completando un programa de reconversión de 70 vehñiculos diesel en híbridos y ha adquirido en diferentes etapas 26 híbridos nuevos, lo que sitúa la flota híbrida del transporte urbano de Barcelona como la tercera de Europa después de las de Londres y Manchester.

Deja un comentario


5 − 1 =